I Love Toledo

#26 Cuevas de Hércules

Descripción

Las Cuevas de Hércules, si no conoces las callejuelas de Toledo, no son fáciles de encontrar, incluso para los propios toledanos.  Se encuentra en el  Callejón de San Ginés, 3, a unos cinco minutos de la Plaza de Zocodover.

¡Te damos alguna indicación! Calle Comercio, dirección Catedral, coge la segunda Calle que te sale a mano derecha, Toledo Ohio; continuas recto para enlazar con la Calle de la Plata. A continuación, dobla a la izquierda por la Calle Santa Justa para llegar hacia la derecha a la Calle Bécquer, y a continuación al Callejón de San Ginés.

Presenta una rica historia arquitectónica, en cuanto ha sido ocupado por distintos edificios a lo largo de la historia: en época romana se utilizó como depósito de abastecimiento hidráulico de la ciudad, que formaba parte de la red hidráulica romana de Toletum.

En época visigoda es muy probable que existiera una iglesia visigoda.

En el periodo islámico, se desarrollan construcciones, aunque no podemos asegurar si se trata de construcciones civiles o de una mezquita, en cuyos muros se van a ir empotrando restos de relieves visigodos.

Las primeras referencias a este inmueble como iglesia de San Ginés proceden de 1148. A finales de esta época bajomedieval, o comienzos de la edad moderna, se realizan una serie de intervenciones constructivas y reformas en esta iglesia, como la creación de cinco capillas particulares.

El edificio se fue deteriorando, durante un prolongado período de la época moderna. Abandonada y cerrada al público durante el siglo XVIII, la iglesia es demolida en 1841; conservándose de ésta parcialmente el muro de la entrada, donde aparecen empotrados varios relieves visigodos, y en el interior restos de la sacristía.

Según la leyenda, Hércules edificó un palacio encantado cerca de Toledo, construido con jade y mármol, y ocultó en su interior las desgracias que amenazaban a España. Puso un candado en la puerta y ordenó que cada nuevo rey añadiera uno, ya que las amenazas se cumplirían el día en que uno de ellos fuera curioso y entrara. Según la leyenda, Don Rodrigo fue ese rey, y del palacio sólo queda la actual cueva que ocultaría maravillosos tesoros, entre ellos la famosa Mesa de Salomón.

En los últimos años, buscadores de tesoros investigan por las cuevas y subterráneos de Toledo, dando por hecho que el verdadero tesoro de los reyes visigodos nunca fue encontrado ni abandonó la capital.

Este espacio en la actualidad, está gestionado por el Consorcio de Toledo, y en él se desarrollan actividades culturales: exposiciones, conciertos, conferencias, actuaciones, catas…, así como de otro tipo de eventos o celebraciones para particulares.

Contacto

"Centro de Gestión de Recursos Culturales"
Consorcio de Toledo

INFORMACIÓN Y RESERVAS:
Plaza de Amador de los Ríos
T. +34 925 253 080
termas@consorciotoledo.org
www.consorciotoledo.com

Horario

Martes - Sábado.

12:00 h. - 14:00 h. // 17:00 h. - 19,00 h.

 

 

 


Compra de entradas

Entrada gratuita