I Love Toledo

14 Octubre 2017

Volver a Agenda

Sueños

¿Cuándo?

14/10/2017 20:00h

¿Cuánto?

24, 21 y 18€

¿Dónde?

Teatro de Rojas
Pl. Mayor, s/n

Compra de entradas

HORARIO DE TAQUILLA:

Martes, jueves y sábados: 17:30h a 20:00h Viernes: 10:00h a 14:00h y 17:30h a 20:00h

Domingos: desde una hora antes del inicio de la función T. 925 21 57 08

VENTA TELEFÓNICA

902 405 902 (24 h) 

VENTA ON-LINE

https://entradas.liberbank.es/tderojas/public/janto/main.php (24 h)

Audioguía

Contacto

Teatro de Rojas
Plaza Mayor, s/n
45001 Toledo
T. 925 215 708
Taquilla 925 223 970
teatro-de-rojas@telefonica.net
www.teatroderojas.es

Descripción

Sueños (A partir de Los sueños de Francisco de Quevedo)

Dramaturgia y Dirección: Gerardo Vera

Versión Libre: José Luis Collado

Una producción de COMPAÑÍA KARAMÁZOV en coproducción con la Compañía Nacional de Teatro Clásico /  La llave maestra / Traspasos KulturEnfrentarse a Quevedo y, sobre todo, zambullirse en ese caudaloso discurso brillante y doloroso sobre la decadencia de un imperio, es una insensatez de la que solo eres consciente cuando ya estás con el agua al cuello, tratando de sobrevivir a esa embestida directa contra las conciencias que es la obra magna del gran cronista de la realidad española sin adornos, sin coartadas, yendo a lo más profundo de la herida aunque te empapes en su sangre. La realidad del XVII era tan contundente que «solo se podía vegetar o vivir en carne viva». Y así vivió Quevedo, contemporáneo de Velázquez, pintor también de la liquidación española. Eso hemos intentado reflejar a partir de su obra más personal, sus Sueños, crónica dolorosa y lúcida de una España presa de la corrupción de las monarquías absolutas de Felipe III y Felipe IV, víctima del ocio y de la ignorancia, donde la filosofía era esclavizada por la teología.

Todo olía a corrupción en Madrid y en las Españas, y ahí es donde nos asombran y nos deslumbran esos sueños, chismosos y veraces, caricatura, testimonio, dolor y carcajada, escritos por una mano atravesada por el sufrimiento que rezuma su propia herida interior. Quevedo se convierte, sin querer, en el testigo más fiel de cómo un imperio empieza a desmoronarse.

 

 

Categorías: