I Love Toledo

#58 Puerta de Alfonso VI

Descripción

Se trata del único resto de la muralla árabe que se conserva. Construida en el siglo X bajo la dominación musulmana y aprovechando algunos restos visigóticos, durante mucho tiempo fue la principal entrada a la ciudad de Toledo.

Llamada así por su nombre original Bib-xacra, según textos del siglo XII, que significa "Puerta de la Sagra".

Cayó en el abandono en el siglo XVI, cuando Carlos V decidió reformar a su vecina la hoy llamada Puerta Nueva de Bisagra, transformando la antigua puerta árabe en una renacentista. Esto supuso que se acabaran para la Puerta Vieja de Bisagra los fines fiscales recaudatorios (el famoso portazgo), que pasaron a la nueva.

Como consecuencia, fue tapiada y así permaneció durante casi cuatro siglos hasta que, en 1905, el Marques de Fuensanta de la Palma se interesó por la recuperación y restauración del monumento. En esta época fue cuando empezó a denominarse “Puerta de Alfonso VI”, haciendo referencia al hecho histórico de que el rey cristiano accedió por ella cuando arrebató Toledo a los musulmanes. Hoy parece demostrado que Alfonso VI accedió por el Puente de Alcántara y por una de sus puertas que conformaban la Plaza de Armas.

Ya restaurada, su aspecto no era todavía el actual, ya que quedaba bastante oculta por la estructura del terreno, accediendo a ella bien por un túnel desde la zona del Paseo de Merchán o por unas escaleras desde el Hostal del Cardenal.

En los años 70 se remodeló lo que hoy es la calle de Alfonso VI, confiriéndole el aspecto actual, a ras del nivel de la puerta, lo que permite contemplarla en todo su esplendor.

Categorías: