I Love Toledo

#22 Puerta del Sol

Descripción

La Puerta del Sol y  la menos conocida, Puerta de Alarcones formaban en época islámica un importante conjunto defensivo. Este doble cerrojo se entiende por qué se corresponde con la única parte del peñasco toledano no rodeada por el río Tajo, lo que convertía este acceso en el más vulnerable de todos.

El conjunto era conocido en época islámica como bab Mu´awiyya (en honor a Abd Al-Rahman ibn Mu´awiyya, o Abderramán I), cuyo nombre romanceado pasó a ser Puerta Moaguía. También era conocido como Torre Arrifaa ó Arricaa. Más tarde se conoció al conjunto como Puerta de la Herrería, siendo la del Sol la Puerta Baja de la Herrería y la de Alarcones la Puerta Alta de la Herrería.

Tras la reforma ordenada en el siglo XIV por el Cardenal Pedro Tenorio el aspecto general de la  Puerta del Sol es el de una obra mudéjar a pesar de que se pueden ver restos de origen romano e islámico.

Su planta es rectangular terminando en semicírculo y tiene un gran arco apuntado sobre columnas, ligeramente avanzado con respecto a la puerta, que es de herradura. Entre ambos, aparece un medallón de mármol que representa el milagro de la Imposición de la Casulla de San Ildefonso bajo el Sol y la Luna, de ahí el nombre de la puerta.

Sobre ellos se alza una doble arquería de arcos apuntados ciegos en la inferior y lobulados en la superior. En el centro de los arcos ciegos hay restos de un sarcófago paleocristiano del siglo IV.

Está flanqueada por dos torreones, uno semicircular y otro cuadrado, ambos almenados y con ventanas.

 

Contacto

Espacio público