I Love Toledo

#16 Cinco sitios para comprar mazapán en Toledo

Descripción

Cinco sitios imprescindibles para comprar mazapán en Toledo

Los miles de visitantes que en estos días recorren Toledo suelen traer entre sus propósitos comprar mazapán para las mesas navideñas. 

El mazapán es un dulce a base de almendra y azúcar que dejaron en estas tierras los musulmanes. Su nombro deriva del árabe: “Mauthaban”, que significa  “hombre sentado” puesto que antes de su cocción el postre llevaba impresa una moneda con el escudo de la ciudad en el que figuraba un rey sentado. 

El mazapán es un dulce arraigado en el propio carácter e historia de la ciudad de las Tres Culturas. La tradición cuenta que las escamas que los confiteros todavía hoy dibujan en la famosa “anguila de mazapán” les servían en la Edad Media a los cristianos para excluir de su dulce a los judíos, ya que dicha religión prohíbe comer pescado con escamas.

No es exagerado afirmar que en Toledo se elabora el mejor mazapán de España. Sin embargo, es fácil perderse entre el entramado de conventos y confiterías que en la ciudad ofrecen mazapán. Por eso, I Love Toledo te cuenta los sitios imprescindibles para comprar mazapán. 

Confiteria Santo tomé: Con varias tiendas en la ciudad, las más famosas las situadas en la Plaza de Zocodover y la de la calle Santo Tomé, esta confitería, siempre llena, muestra en sus escaparates reproducciones de los monumentos toledanos elaborados con mazapán. Está considerado como uno de los mejore mazapanes que se pueden degustar aunque de su  obrador salen también tejas de almendras, bombones, marquesas, todo ello al mismo nivel que el famoso mazapán. 

Convento de San Clemente el Real: A todos los turistas les coge de paso este convento. La leyenda toledana sitúa la cuna del mazapán aquí: las religiosas, en una fuerte hambruna que asolaba la ciudad, ingeniaron este dulce para alimentar al pueblo. Actualmente viven en el monasterio un grupo de religiosas cistercienses que se dedican a la elaboración de mazapán y otros dulces de almendra que pueden adquirirse en la tienda que han abierto en la puerta del convento de la Plaza de Padilla. 

Convento de Jesús y María: Fuera del casco, en la Avenida de Francia, se encuentra el convento dominico de Jesús y María. Entre sus modernas instalaciones, las religiosas de clausura se dedican a la elaboración de dulces, entre ellos el mazapán, del que conservan la receta tradicional. 

Convento de Santo Domingo de Silo o el Antiguo. Esta pequeña comunidad de monjas se dedica a la elaboración de mazapán y otros dulces, además de hacer empanadas y bollería por encargo. Entre sus especialidades están las “castañitas de mazapán”, las pastas de piñones o las pastas de té.

Convento de San Antonio de Padua. En este convento situado en pleno corazón del casco, en una de las calles más turísticas, la de Santo Tomé, las religiosas franciscanas, abren su amplio zaguán para  acoger a la gran cantidad de vistantes que acueden atraídos por la fama de sus anguilas de mazapán, sus yemas, manchegos o los corazones de San Antonio. 

Mazapanes Conde: En la Calle de las Bulas, en plena judería, se encuentra entra este pequeño obrador que tiene venta directa al público. Su historia se remonta al siglo XIX y hoy en día, sigue siendo un negocio familiar. Aunque no tiene escaparate que anuncie sus productos, el agradable olor a dulces que se respira en la calle delata su existencia. Hasta aquí acuden tanto toledanos como turistas atraídos por la fama de sus mazapanes y dulces de almendras y piñones. 

Contacto

Team I Love Toledo